Narra los encuentros sobrenaturales que vivió la familia Perron en su casa de Rhode Island a principios de los 70. Ed y Lorraine Warren, investigadores de renombre en el mundo de los fenómenos paranormales, acuden a la llamada de una familia aterrorizada por la presencia en su granja de un ser maligno.